jueves, 14 de mayo de 2009

LA MIOPÍA ESTATAL CON PETROPERÚ


ENAP de Chile operando en Perú


“Reestructurar PETROPERÚ para que vuelva a ser una empresa integrada, con capacidad de formalizar alianzas estratégicas que le permitan explorar minimizando riesgos, explotar campos ya conocidos y modernizar sus refinerías. Para ello integraremos en PETROPERÚ las actividades de PERÚPETRO logrando mayor eficacia, con menos burocracia y objetivos precisos y comunes. Se obtendría, además mayor poder de negociación en los mercados interno e internacional.
PARTIDO APRISTA PERUANO – PLAN DE GOBIERNO 2006 – 2011”

El pasado viernes 8 de mayo la “Coalición Nacional de Sindicatos de PetroPerú S.A.” organizó en el auditorio de la Universidad Nacional de Piura el Fórum denominado “PetroPerú, Empresa Pública Integrada con Autonomía de Gestión”, donde me cupo ser expositor invitado. Por ello, quiero compartir con ustedes algunas de las ideas fuerza expuestas en mi presentación efectuada ante un interesado público. En verdad, al margen del análisis de los estados financieros de PetroPerú, la importancia de la integración vertical y su modernización, se trata de compartir la información respecto a las actividades de empresas estatales de hidrocarburos de otros países, particularmente de ENAP de Chile, que realizan estupendos negocios en nuestro país, capitalizando a sus empresas y al tesoro de otros estados.

A pesar de la propuesta del Plan de Gobierno del Partido Aprista Peruano de reestructurar PetroPerú para que vuelva a ser una empresa integrada, lo cual debiera significar que la petrolera estatal retome las operaciones de exploración/ explotación, y de la distribución minorista, es decir con estaciones de venta de combustibles, con grifos propios, y pueda también como lo señala la ley ingresar a las actividades de la petroquímica básica.

Así, la ley Nº 28840 del 19 de julio del 2006, en las modificaciones al artículo 3 del DL Nº 43 señala explícitamente que: “El objeto social de PETROPERÚ S.A. es llevar a cabo las actividades de Hidrocarburos que establece la Ley Orgánica de Hidrocarburos, Ley Nº 26221, en todas las fases de la industria y comercio del petróleo, incluyendo sus derivados, petroquímica básica y otras formas de energía….”

Lamentablemente nada o poco de esto se está cumpliendo, pasados casi tres años del segundo gobierno del Dr. Alan García, y por el contrario PetroPerú languidece, después de mucho tiempo (1991) ha generado pérdidas operativas y netas en el 2008, se sigue manejando con criterio político, subsidia al sector privado y a los consumidores pues ha tenido que comprar crudo y diesel caro para venderlo barato, y de esa forma no afectar la estabilidad política y económica del país.

Se le cargan una serie de pasivos como el abono de pensiones a sus ex trabajadores de la ley 20530, cuando se han transferido al sector privado los activos más valiosos como los lotes petroleros tales como: el lote 8/8X en la selva nororiental, el lote X en Talara, y Z-2B en el Zócalo Continental, la refinería La Pampilla, grifos, terminales y filiales. En el mismo sentido, se le han transferido los pasivos ambientales de los lotes privatizados y sigue siendo la “caja chica” de los gobiernos de turno

El manejo al interior de la empresa es poco transparente, se desconoce las condiciones por las cuales la gerencia general ha tenido que endeudarse con la banca privada comercial para comprar hidrocarburos, su administración ha sido cuestionada por sendas investigaciones del Congreso de la República, con indicios razonables de corrupción, y lo más evidente es la inacción, con una presidencia del directorio que tiene que aprender sobre la marcha en un negocio donde las decisiones debieran ser efectivas y no burocráticas, es decir, está en “un dejar hacer un dejar pasar”, que resulta suicida para cualquier empresa que opera en el sector de hidrocarburos.

Así, se podría afirmar que lo que no pudo alcanzar el régimen del fujimorismo, es decir, la privatización por partes de la petrolera estatal, se está logrando bajo el presente régimen, donde la inacción más el manejo político de la empresa tienden a su “liquidación de mercado”.

En verdad, el problema de fondo es la escasa, débil o nula voluntad política de parte del gobierno de turno para fortalecer y modernizar a la petrolera estatal como sucede con las empresas de los países vecinos, e incluso de una serie de empresas estatales de terceros países que operan eficientemente obteniendo importantes utilidades. Prueba de ello, son las dificultades para el financiamiento para su modernización, en especial de la Refinería de Talara.

LAS PETROLERAS ESTATALES

La muestra es abrumadora. Si se empieza con PETROBRAS del Brasil que opera el viejo lote X en Talara con una producción superior a los 13 mil barriles diarios de un petróleo de alta calidad, que próximamente debe hacer anuncios importantes sobre sus exploraciones en el lote 58 en el Cusco, cercano a Camisea, donde se presume que existen importantes volúmenes de gas natural y condensados. Al margen de ello realiza exploraciones en más de seis lotes en contratos firmados con PerúPetro.

Petrobrás asumió las operaciones del lote X en el 2002 cuando su matriz compró la parte de hidrocarburos del grupo privado argentino más importante Pérez Companc, el cual hacia diciembre de 1996 había ganado la subasta del viejo lote petrolero, abonando más de 202 millones de dólares por las reservas probadas que se tuvieron que transferir en la privatización de PetroPerú.

Hoy, la empresa petrolera del estado del Brasil, Petrobrás, es un gigante de la industria mundial con una producción cercana a los 2 millones de barriles diarios entre producción de crudo y líquidos, operando en Brasil, Bolivia, Argentina, Perú, Ecuador, Venezuela, África, etc; es una empresa que apuesta por la autonomía energética del Brasil, se maneja con eficiencia y es altamente rentable para los brasileños, y para sus accionistas institucionales y de la bolsa.

Como alguna vez afirmó el embajador del Brasil en el Perú don Jorge D´Escragnolle Taunay, “Petrobrás le ha costado al pueblo brasileño sangre, sudor y lágrimas”, pues evidentemente las siete hermanas del petróleo que controlaban la industria en la década del cincuenta eran contrarias a los vientos nacionalistas de Joao Goulart, y a la presencia estatal en los hidrocarburos.

En los campos de hidrocarburos de Talara también opera desde 1995, la empresa estatal China, Sapet como titular de los contratos firmados con PerúPetro en los lote VI/VII, con una producción que bordea los 3 mil barriles diarios. Igualmente la empresa estatal China Nacional Petroleum Corporation (CNPC) resulta socia de la empresa argentina Pluspetrol en la explotación del lote 1-AB y el lote 8, a través de su participación del 45% en el capital accionario en Pluspetrol Norte.

En el mismo sentido, la reciente compra de la empresa matriz de Petro Tech Peruana en los Estados Unidos de Norteamérica tiene como participantes a dos empresas estatales. Por un lado, ECOPETROL de Colombia adquirió el 50% de las acciones de la matriz americana de Petro Tech. El otro 50% fue adquirido por la empresa estatal de Corea del Sur, Korean National Oil Corporation, demostrando la misión y visión que tienen las empresas estatales cuando existe voluntad política, y gestión empresarial positiva.

ECOPETROL es una empresa eficiente, en fase de expansión internacional que ha diciembre del 2008 tenía un patrimonio de más de 17,588 millones de dólares, con una producción promedio de 447 mil barriles diarios de crudo y su equivalente en gas natural, obteniendo ingresos de más de 17,221 millones de dólares, y asegurando para dicho año inversiones por más de 1,619 millones de dólares. En el Perú, se ha comprometido a duplicar la producción del Z-2B, lo cual sería de mucho provecho para el país y la región.

De otro lado, la empresa estatal de Corea del Sur es una empresa que ya tiene una presencia previa en el Perú, con una participación del 20% en el lote 8, operado por Pluspetrol Norte. Se debe tener presente que Korean National Oil Corporation es una empresa que opera fuera del Perú, en Vietnam, Libia, Indonesia, etc.; esta empresa a diciembre del 2007 expresaba un patrimonio de 6,183 millones de dólares, con ingresos por ventas del orden a los 1,167 millones e inversiones superiores a los 2,217 millones de dólares.

A esta lista de empresas estatales en el sector de hidrocarburos que operan en nuestro país debiera agregarse la presencia de SONATRACH, empresa estatal de Argelia que se constituye en el segundo exportador de líquidos de gas natural (LNG) a nivel mundial, y que en nuestro país participa con el 10% del capital accionario en el lote 88 y en el lote 56 a través de Sonatrach Perú Corporation; también retiene el 21.18% de las acciones de Transportadora de Gas del Perú S.A. (TGP) a través de la empresa Sipco Perú Pipelines Corporation, empresa que tiene como matriz a Sonatrach Petroleum Corporation BVI.


ENAP DE CHILE EN PERÚ

La empresa estatal petrolera de Chile ENAP es una empresa que en el 2008 generó ingresos por más de 12,185 millones de dólares, con pérdidas netas de 958 millones de dólares en razón que más del 98% del crudo que procesa en sus refinerías tiene que comprarlo en el exterior. Sin embargo, ello no impide que la petrolera estatal tenga operaciones de explotación en Argentina, Ecuador, Egipto con una producción en conjunto de 6,322 barriles diarios que se suman a la producción interna de Magallanes que apenas supera los 965 barriles por día.

ENAP de Chile no solamente ha aumentado la capacidad de refino de sus operaciones que son operadas por sus dos refinerías Talcahuano y Con Cón, sino que produce más de 263 mil barriles diarios de derivados del petróleo para poder satisfacer el mercado interno, constituyéndose el diesel 2 el combustible más importante con más de 115 mil barriles diarios.

Estando prohibido por ley las actividades de la distribución minorista en Chile con estaciones propias en el expendio de combustibles, Enap es una empresa integrada a nivel mundial, pues explora y produce crudo a nivel internacional, y en el Perú controla más de 54% de las acciones de los grifos PRIMAX, la principal cadena de combustibles, y a través de su subsidiaria Manu Perú Holding realiza importaciones desde el Perú de gas licuado de petróleo, gasolinas y diesel.

Es decir, ENAP de Chile tiene una participación directa en nuestro país, controlando la mayoría de acciones de las estaciones de servicio PRIMAX asociado con el grupo Romero y por medio de la importadora Manu Perú Holding realiza crecientes compras a su matriz como se hace evidente en el cuadro.


Las lecciones de esta realidad son varias. En primer lugar, cabe preguntarse cómo un país que tiene necesidad de importar el 99% del crudo que procesa es capaz de exportar derivados hacia otros países como el Perú. En el 2008 se expone con claridad las crecientes importaciones provenientes del vecino sureño. En gasolinas un promedio de 1,792 barriles diarios y en diesel 5,532 barriles. Al margen de la importancia de los volúmenes comprometidos frente a una demanda promedio de 160 mil barriles diarios en nuestro país, interesa la tendencia. El Perú, exporta petróleo pesado y petróleos industriales e importa de ese país derivados con mayor valor como el diesel y las gasolinas.

Ello es posible en la medida que ENAP de Chile se comporta eficientemente como empresa en el mercado, con el mínimo de interferencia política. No sucede así en nuestro país, donde el Directorio y la gerencia general de PetroPerú tienen un alto grado de ingerencia política, en desmedro de una eficiencia empresarial positiva que resulta fundamental en una economía globalizada en crisis. Así, entre el 2001 al 2008, la presidencia del Directorio de PetroPerú ha sido ocupada por lo menos en siete oportunidades demostrando el grado de inestabilidad, impericia, e ineficiencia provocada, a pesar del importante capital humano que aún retiene.

EPÍLOGO

Evidentemente ninguna empresa petrolera estatal sea Petrobrás de Brasil, ECOPETROL de Colombia, Sapet y CNPC de la China, Korea National Oil de Corea del Sur, Sonatrach de Argelia, Enap de Chile que operan en nuestro país tienen el “corset” de la absurda subsidiaridad del Estado en la economía, es decir, que las empresas del Estado no pueden intervenir activamente en la economía. De esta camisa de fuerza teóricamente ha sido excluida PetroPerú con una serie de normas y leyes aprobadas por el Congreso de la República, que al viejo estilo colonial, “la ley se acata pero no se cumple”.

Esto significa que las diversas leyes que la excluyen de la privatización, del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), del Consucode, se han aprobado mas no se cumplen, ello significa la inacción y parálisis de la petrolera estatal, que ha diferencia de las experiencias de otras empresas del sector de hidrocarburos tienen una creciente participación demostrando la rentabilidad del negocio integrado.

En tal sentido, por razones de hecho y derecho PetroPerú tiene la oportunidad de la integración a través de una negociación estratégica en el lote Z-2B en tanto que las plataformas marinas, equipos, instalaciones le pertenecen. De allí que resulta absolutamente razonable una participación accionaria de por lo menos un 30% conjuntamente con las empresas estatales ECOPETROL y Korea National Oil que han asumido el contrato de servicios en el lote Z-2B.

Esta es una oportunidad histórica para dotar a PetroPerú de la integración vertical, y de la recuperación parcial de su capacidad productiva. La otra, tiene que ver con la integración con PerúPetro, la empresa estatal responsable de promover la inversión, la fiscalización de los contratos de hidrocarburos. Este sería un tema polémico pero importante de discutir. Mas lo cierto y evidente es que resulta un imperativo nacional y regional apostar por la modernización e integración vertical de PetroPerú. Todo lo demás es verso y absurdo fundamentalismo liberal.

3 comentarios:

Luis Siabala Valer dijo...

Lo expresado por el economista Manco Zaconetti coloca al gobierno en una situación de confrontación con la opinión pública con criterio nacional. Ha permitido que los estrategas económicos de nuestro vecino y prepotente país consigan una hegemonía que no cuadra ni con el decoro nacional ni sus intereses de geopolítica. Parecería que la indiferencia está basada en un absurdo deseo de especulación económica culesquiera sean los parámetros que se empleen y sin hacer caso de quien los promueva. Malo, tarde podría ser el arrepentimiento.

Anónimo dijo...

Vargas Llosa acaba de decir que una cosa es ser patriota y otra nacionalista y que el nacionalismo le ha hecho mucho daño al Perú.

Con la mano sobre la Biblia o sobre El Capital, ¿cree el señor Manco Zaconetti que PETROPERU puede hacer "alianzas estratégicas" bajo la dirección de Miguel Celi?

Milagros Vargas

EL señor Manco Zaconetti nos tiene acostumbrados a pronunciamientos serios y bien analizados, pero mientras la propuesta de REORGANIZACION Y REESTRUCCTURACION de PETROPERU no incluya una regla que diga "para ser gerente general de Petroperu se requiere: honestidad, honradez, profesionalismo, lealtad, transparencia y probada conducta ética y moral", la propuesta no funcionará, porque sólo con una regla así, en la gerencia de Petrperu ya no se re-editaría otro miguel Celi.

milagros_vargas dijo...

Vargas Llosa acaba de decir que una cosa es ser patriota y otra nacionalista y que el nacionalismo le ha hecho mucho daño al Perú.

Con la mano sobre la Biblia o sobre El Capital, ¿cree el señor Manco Zaconetti que PETROPERU puede hacer "alianzas estratégicas" bajo la dirección de Miguel Celi?

EL señor Manco Zaconetti nos tiene acostumbrados a pronunciamientos serios y bien analizados, pero mientras la propuesta de REORGANIZACION Y REESTRUCCTURACION de PETROPERU no incluya una regla que diga "para ser gerente general de Petroperu se requiere: honestidad, honradez, profesionalismo, lealtad, transparencia y probada conducta ética y moral", la propuesta no funcionará, porque sólo con una regla así, en la gerencia de Petrperu ya no se re-editaría otro miguel Celi.

Vargas Llosa acaba de decir que una cosa es ser patriota y otra nacionalista y que el nacionalismo le ha hecho mucho daño al Perú.

Con la mano sobre la Biblia o sobre El Capital, ¿cree el señor Manco Zaconetti que PETROPERU puede hacer "alianzas estratégicas" bajo la dirección de Miguel Celi?

EL señor Manco Zaconetti nos tiene acostumbrados a pronunciamientos serios y bien analizados, pero mientras la propuesta de REORGANIZACION Y REESTRUCCTURACION de PETROPERU no incluya una regla que diga "para ser gerente general de Petroperu se requiere: honestidad, honradez, profesionalismo, lealtad, transparencia y probada conducta ética y moral", la propuesta no funcionará, porque sólo con una regla así, en la gerencia de Petrperu ya no se re-editaría otro miguel Celi.


Milagros Vargas