miércoles, 6 de febrero de 2013

RADIOGRAFÍA DE LA PRODUCCIÓN DE HIDROCARBUROS


ESCRIBE: JORGE MANCO ZACONETTI (Investigador UNMSM)


En la actualidad la producción de petróleo crudo es menor a los 70 mil barriles diarios, con tendencia a la disminución en la medida de la caída de la producción sobre todo del lote 1-AB y 8, como es menor la producción diaria de los lotes de hidrocarburos cuyos contratos están por vencer en el período 2013 al 2015, tales como los lotes II, III, IV, VI/VII. Es más el lote 1-AB ahora denominado 192 será licitado conjuntamente con más de 25 lotes el próximo mes de marzo según declaraciones del ministro del sector, y se llevará en paralelo con el proceso de consulta previa con las comunidades nativas, donde es de esperar mayores conflictos sociales.

Evidentemente de seguir disminuyendo la producción diaria de petróleo será responsabilidad del presente gobierno explicar las razones de esta menor producción, las medidas adoptadas o dejadas de hacer, pues a una menor producción le corresponde una menor participación por concepto de canon y sobrecanon petrolero, que ahora ya no es el 12.5 por ciento del valor de la producción sino el 18.75% que se está transfiriendo a los gobiernos regionales, y locales de Piura, Tumbes, Loreto, Ucayali y la provincia Inca de Huánuco.

Sin embargo, esta dramática realidad se maquilla por el manejo interesado de cifras que hace Perupetro al consignar en la producción de hidrocarburos líquidos la suma de la producción de petróleo crudo más los líquidos de gas natural (LGN) sobre todo provenientes de la explotación de los lotes 88 y 56, es decir de Camisea. Por ello, en los cuadros de la Producción de Hidrocarburos Líquidos 2011 y 2012 se presenta la participación de las principales empresas en la producción con la variación respectiva, donde aparentemente la producción final de hidrocarburos se mantiene estacionaria, lo cual significa un incremento de las importaciones de crudo y derivados para asegurar el crecimiento económico del país.

El Consorcio Camisea a través de la empresa Pluspetrol Corporation opera los lotes Pluspetrol Camisea y Pluspetrol lote 56, con una producción conjunta para el 2012 de 82,382 barriles diarios de líquidos de gas natural que son transportados por ducto y fraccionados en la Planta de Pisco para obtener gas licuado de petróleo (GLP) en un 50%, naftas que se exportan y un diesel 2 limpio sin azufre.

En la práctica un aumento del 4.4% en la producción de líquidos en el lote 56 significa un incremento de más de 1,560 barriles diarios y debe suponer una mayor extracción de gas natural para privilegiar los líquidos que tienen un mayor valor de mercado en relación al gas natural. Es decir, se moviliza más gas natural para extraer líquidos, para luego reinyectar el gas con el mayor costo que ello supone.

El tercer lugar, en la producción de líquidos lo ocupa la empresa Pluspetrol Norte que opera los lotes 1-AB (Andoas) y el lote 8 (Trompeteros). La producción conjunta de ambos lote ha experimentado una disminución de 9.30% con tendencia a su agravamiento. Si bien se trata de un crudo pesado menor a los 19 grados API en especial del crudo del 1-AB la decisión del gobierno de licitarlo privilegiando los mayores compromisos de inversión es positiva. Mas cabe interrogarse sobre el futuro de la participación asociada de PetroPerú, que dicho sea de paso está en el lote 64, gracias a la transferencia contractual realizada por Talismán a favor de la petrolera estatal.

El cuarto lugar, lo ocupa la petrolera estatal brasileña Petrobras con una producción promedio de 14,148 barriles diarios en el lote X, lo que representa un incremento de la producción en los llamados campos marginales de un poco más del 5% en relación al 2011.

En el lote X se extrae petróleo ligero y gas desde la presencia de la IPC y la actividad de PetroPerú. Dicho lote fue privatizado en 1996, y la presencia de Pérez Companc y sobre todo de Petrobras ha asegurado mayores inversiones que han permitido incrementar las reservas probadas y probables, asegurando la producción para los próximos años.

El quinto lugar lo ocupa Savia Perú S.A. que está conformada por la asociación de las petroleras estatales Ecopetrol de Colombia y KNOC de Corea del Sur, operando principalmente en el lote Z-2B en el Zócalo Continental al comprar la participación de la matriz de Petro Tech Peruana en el 2009. Esta empresa ha incrementado la producción de hidrocarburos en 8.5% gracias al esfuerzo productivo de sus trabajadores que operan en el mar y a la producción de los líquidos de gas natural de la Planta Procesadora de Gas Pariñas. En promedio, la producción en el 2012 ha representado los  13,034  barriles diarios superando los 12,014 barriles del 2011.

El sexto lugar en la producción de hidrocarburos lo tiene la empresa BPZ Energy que opera el Z-1 frente a las costas del departamento de Tumbes con una producción de 3,347 barriles diarios de un crudo de alta calidad que se procesa en la refinería de Talara. La producción ha disminuido en un 11.39% en relación al 2011 a pesar de las importantes inversiones realizadas.

La empresa estatal china Sapet ocupa el séptimo lugar en la producción de hidrocarburos líquidos con una producción en los lotes VI/VII de 3,344 barriles diarios, lo que representa una variación positiva de 9.7% en relación al 2011.

El octavo lugar está ocupado por la empresa de capitales norteamericanos Olympic con una producción en el lote XIII de 3,343 barriles diarios de un crudo de alta calidad, lo cual ha representado una disminución del 18% en relación a la producción alcanzada en el 2011.

Le sigue en importancia la producción conjunta de los lotes III/IV bajo responsabilidad de la petrolera noruega Interoil que en el 2012 ha extraído comercialmente 3,011 barriles diarios  lo que representa una caída en la producción del 27% respecto al 2011.

En resumen, la radiografía del sector de hidrocarburos es dramática si se separa la producción de petróleo crudo por un lado y la extracción de líquidos de gas natural particularmente proveniente de Camisea. Esta realidad desde el punto fiscal se atempera por los altos precios del crudo que en promedio superan los 90 dólares el barril para el 2012, obteniendo el Estado mayores recursos por regalías e impuesto a la renta. 
Sin embargo, la menor producción interna de petróleo se compensa con las mayores importaciones de hidrocarburos agravando el déficit de la balanza comercial de hidrocarburos, de allí la necesidad de comprometer los mayores recursos en las inversiones de exploración, donde el riesgo de no encontrar petróleo sea asumido por los privados.

No hay nada peor que la incertidumbre y el gobierno está obligado al cumplimiento de la normatividad vigente. En tal sentido, el interés público recomienda el fortalecimiento y la participación de PetroPerú en los contratos próximos a su vencimiento, para de esta manera asegurar las reservas probadas y probables que le permitan respaldar financieramente su modernización. Y en el contexto de las alianzas público/privadas la asociación de la petrolera estatal de manera directa con las empresas privadas aseguraría un mayor control estatal sobre la renta petrolera, respetando una gestión moderna según las reglas del mercado.



2 comentarios:

Verónica de la Torre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Verónica de la Torre dijo...

Hola

Estuve visitando tu sitio y esta genial, me encantaria poder realizar un intercambio de enlaces hacia mi sitio web de mineria, educacion y noticias. Si estas interesado no dudes en contactarme a: enlacemineria@gmail.com

Saludos Cordiales!