martes, 14 de julio de 2009

MENOR CANON MINERO AFECTARÁ DESARROLLO REGIONAL

LA GRAN MINERÍA DEBE PAGAR REGALÍAS

Será un desafío renovado del nuevo gabinete presidido por el congresista Javier Velásquez Quesquén enfrentar, administrar y resolver los conflictos sociales que tenderán hacia su multiplicación y agudización en estos dos últimos años del presente gobierno que en la campaña del 2006 prometió el “cambio responsable”. En especial, agotado el “boom minero” 2004-2008, las empresas del sector están abonando menores impuestos al fisco, mes a mes disminuye el pago de las regalías mineras, se diluye el llamado “aporte de solidaridad con el pueblo”, y decrecen los ingresos por los llamados derechos de vigencia.

Esta pasada coyuntura será reconocida en la historia económica como otra “oportunidad perdida” para el Perú, parafraseando al historiador don Jorge Basadre, donde la débil capacidad negociadora del Estado frente a las transnacionales mineras ha profundizado la vulnerabilidad externa en el marco de un empobrecedor modelo primario exportador de materias primas, desaprovechando la oportunidad histórica para la industrialización de los metales y de un desarrollo regional basado en la minería.

En conclusión, los ingresos distribuidos por concepto de canon minero para el período julio 2009-junio 2010 disminuyen en más de 1,088 millones, en relación a la distribución anterior, junio 2008-junio 2009, que fue de 4,525 millones de nuevos soles. Sin embargo, los 3,437 millones de nuevos soles distribuidos reciente y tardíamente por dicho concepto por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) del Perú, se reparten de manera desigual a los diversos departamentos mineros.

Así, los ingresos que perciben los gobiernos locales y regionales que experimentan una fuerte disminución corresponden a los departamentos de Ancash, Tacna, Pasco y Cusco principalmente, sin embargo, otros departamentos experimentan un sustancial incremento, como Moquegua, Ica, Puno, La Libertad, Cajamarca, y Arequipa.

ANCASH: LA REGIÓN MÁS AFECTADA

Con la información oficial la más fuerte disminución se opera en el departamento de Ancash que percibe solamente 856 millones de nuevos soles, montos notoriamente menores a los 1,329 millones que percibió en el período anterior, y casi la mitad de lo percibido en el período enero 2007-mayo 2008 que fue de 1,628 millones de nuevos soles. Es decir, el departamento ancashino y sus veinte provincias y ciento sesenta y seis distritos estarán fuertemente afectados por esta reducción del canon minero.

Es decir, estos 473 millones de nuevos soles de diferencia, (1,329 menos 856) afectarán gravemente las finanzas del gobierno regional y de los gobiernos locales impactando sobre el futuro de los proyectos de inversión presupuestados. Esto al margen de analizar la calidad de gasto que constituye un problema por superar, los atrasos en la capacidad de gasto, la falta de proyectos sustentables en el tiempo, de proyectos rentables y de impacto social que permitan generar ventajas competitivas. En suma, esta disminución constituye un golpe durísimo para las municipalidades y gobierno regional.

Dejando de lado que el gobierno regional de Ancash no sea precisamente un buen ejemplo de competencia y eficiencia en el gasto, en verdad, extraña la sensible disminución si se tiene en cuenta la presencia de dos importantes empresas mineras como la Mra. Antamina que en el 2008 obtuvo ingresos de exportación del orden de los 2,846 millones de dólares, en el 2007 generó ingresos de exportación por valores de US$ 3,013 millones y en el 2006 de 2,796 millones de dólares.

Así tenemos que los ingresos de exportación de la Mra. Antamina en el 2008 resultan mayores a los obtenidos en el 2006, sin embargo los ingresos por canon que dependen en última instancia del impuesto a la renta pagado en el año pero que se distribuyen como canon minero al año siguiente, son menores. Así por ejemplo, el impuesto a la renta del año 2006 se abona mensualmente y en el mes de abril del 2007 se regulariza, y luego el 50% del impuesto a la renta del ejercicio 2006 se distribuye como canon minero para el período vigente de junio del 2007 hasta mayo del 2008.

La pregunta más directa por formular está en relación a que si los ingresos de exportación del 2008 son mayores a los obtenidos en el 2006, por qué el canon minero correspondiente al ejercicio del 2006 resulta superior al canon recientemente transferido que obedece al ejercicio del 2008.

Agrava esta realidad los rendimientos decrecientes en la producción de la empresa minera Barrick Misquichilca, donde la unidad de Pierina ubicada a media hora de la capital de Huaraz produce cada vez menos volúmenes de oro. Así, en el 2006 tenía una producción de 509 mil onzas finas, que arribaron a las 520 mil onzas en el 2007, para sumar las 400 mil onzas finas de oro en el 2008, cuando en el 2001 estaba produciendo más de 911 mil onzas de oro.

Con un precio conservador de 900 dólares la onza de oro, los ingresos de la unidad de Pierina en el 2008 de lejos superarían los 340 millones de dólares, sin embargo desconocemos el impuesto a la renta generado por la explotación en esta unidad de la Barrick Misquichilca pues la otra unidad de Lagunas Norte corresponde al departamento de La Libertad.

Así, para el 2008 la Mra. Barrick Misquichilca generó ingresos equivalentes a 1,365 millones de dólares, gracias a la producción de 1,175,000 onzas, es decir, un millón ciento setenta y cinco mil onzas finas de oro por las operaciones de Alto Chicama (Lagunas Norte) y 400 mil onzas por las operaciones marginales de Pierina en Ancash. Con estos ingresos de exportación ocupaba el segundo lugar de las empresas auríferas después de Mra. Yanacocha que obtuvo ingresos del orden de 1,641 millones de dólares.

Lo cierto y evidente es que las operaciones mineras más importantes que se llevan a cabo en el departamento de Ancash, Mra. Antamina y Barrick Misquichilca por las operaciones de Pierina no pagan al fisco las llamadas regalías mineras, que estarían ahora compensando la disminución del canon minero. Desde el 2005 al 2008 las regalías dejadas de pagar al fisco por las operaciones mineras realizadas en el departamento de Ancash fácilmente superan los 250 millones de dólares, valores que compensarían los menores recursos del canon minero y aliviaría la pobreza regional.

Agréguese a ello la falta de transparencia en cuanto al abono del impuesto a la renta por las empresas mineras, en especial el caso de la Mra. Barrick Misquichilca que mantiene operaciones en dos regiones vecinas del norte del Perú como Ancash y La Libertad, que podría reproducir el síndrome de Tacna/Moquegua del 2008. Esta realidad, sin lugar a dudas será una fuente renovada de conflictos sociales.

MOQUEGUA SUBE TACNA BAJA

En razón de la nueva distribución del canon minero aprobada por el gobierno para resolver razonablemente el problema planteado por las operaciones de una misma empresa ubicadas en distintos departamentos, y teniendo como factor de distribución ya no el mineral extraído y beneficiado, sino el valor del concentrado, el departamento de Moquegua ha incrementado los recursos por concepto de canon minero mientras el departamento vecino de Tacna ha experimentado una sensible disminución.

Ello se explica a la naturaleza de las operaciones en Cuajone en Moquegua que mantiene una mejor ley de cobre frente a las operaciones de Toquepala en Tacna, por lo tanto el valor del concentrado resulta mayor. De esta forma Moquegua ha incrementado el canon minero pasando de 202 millones de nuevos soles para el período junio 2008-junio 2009 a 385 millones de nuevos soles para la vigencia de julio 2009-2010. Es decir, el incremento es de 183 millones más.

Por el contrario, el departamento de Tacna experimenta una reducción de sus ingresos por más de 436 millones de nuevos soles, pasando en el período junio 2008-junio 2009 de 743 millones de nuevos soles, a una distribución de 308 millones para la vigencia de julio 2009-2010. De allí, el grave malestar de las autoridades locales y regionales, que perciben esta disminución como una exacción o sustracción a sus ingresos por una débil comunicación del gobierno central, y la permanencia de intereses radicales que aprovechan el malestar social.

Sin embargo, tanto Tacna como Moquegua han percibido importantes recursos por concepto de canon minero y regalías entre el 2005 y julio del 2009. Solamente por concepto de canon minero en dicho período el departamento de Moquegua ha percibido más de 1,494 millones de nuevos soles y el departamento de Tacna más de 2,296 millones de nuevos soles. Es decir, después de Ancash son los departamentos que más han percibido los recursos del canon minero que se ha convertido en la principal fuente de inversión regional, sin embargo al margen de la calidad de gasto mantienen importantes montos provenientes del canon y regalías sin ejecutar que deben servir como un colchón amortiguador en esta época de “vacas flacas”.

A diferencia de los gobiernos locales y gobierno regional de Moquegua que han ejecutado el 100% de los recursos transferidos por concepto de canon minero, regalías y participaciones entre el 2007 a junio del 2009, los gobiernos locales y el gobierno regional de Tacna para el mismo período mantienen sin ejecutar más de 597 millones de nuevos soles, según los datos proporcionados por la fuente Transparencia Económica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Si bien los recursos transferidos por concepto de canon minero y regalías son intangibles, es decir, no se pierden ni revierten al Tesoro público, por mandato constitucional pertenecen a los gobiernos locales y regionales, percibiendo una tasa de interés. Sin embargo, debieran ejecutarse a tiempo por respeto a las poblaciones de menores recursos, y en razón de la eficiencia empresarial que debiera caracterizar a los entes estatales, sea central, regional o local.

EL ORO DE LA LIBERTAD Y CAJAMARCA

Los departamentos antes mencionados como La Libertad y Cajamarca experimentan importantes incrementos por concepto de canon minero gracias a los atractivos precios del oro que se han mantenido en el 2008 por encima de los 900 dólares la onza troy, de allí que el impuesto a la renta pagado al fisco por las empresas mineras ha sido mayor a los años anteriores gracias a los mayores montos de las utilidades imponibles.

En el departamento de la Libertad fuera de las operaciones de la Barrick Misquichilca por su unidad Lagunas Norte, operan importantes empresas auríferas como el Consorcio Minero Horizonte, Mra. Aurífera Retamas, Cía Mra. Poderosa, Santa Rosa entre otras.

Así, La Libertad ha incrementado el canon minero pasando de 273 millones de nuevos soles para el período junio 2008-junio 2009 a 372 millones de nuevos soles para la vigencia de julio 2009-2010. Es decir, el incremento ha sido de 99 millones más. En el caso de Cajamarca gracias sobre todo al impuesto abonado por la Mra. Yanacocha, el canon minero se ha incrementado de 188 millones de nuevos soles a los 228 millones, es decir un incremento de 40 millones de nuevos soles para el período analizado.

De manera similar a los resultados obtenidos en Ancash, resulta contradictorio que frente a los mayores ingresos por ventas obtenidos por la Mra. Yanacocha en el 2008 que fueron del orden de 1,641 millones de dólares, superiores a los 1,132 millones de ingresos percibidos en el 2007, un poco más de los 1,615 millones de dólares del 2006, y muy superiores a los 1,490 millones del 2005. El canon minero por ejemplo del 2005 sea superior al del 2008.

Es decir, no existe correspondencia entre los mayores ingresos por ventas obtenidos en el 2008 con los menores montos por concepto de impuesto a la renta y por tanto de canon transferido en relación a los años anteriores. Si bien la producción aurífera de Mra. Yanacocha se incrementa en el 2008 en relación al 2007, pasando de 1,564,000 onzas finas a 1,807,000 onzas finas, está por debajo de los niveles alcanzados en el 2005 que llegaron al record de 3,317,000 onzas finas.


EPÍLOGO

En verdad, el presente gobierno debiera reconocer el grave malestar en los gobiernos locales y regionales por la fuerte disminución de los ingresos por canon minero, ello debe ser compensado con transferencias como el reintegro efectuado de los 435 millones de nuevos soles por concepto del Foncomun, que están en función de los 2 puntos porcentuales del Impuesto General a las Ventas (19% del IGV). En tal sentido, debiera haber una compensación regional por concepto de los menores montos transferidos por canon minero, siempre y cuando existan proyectos en marcha que por su impacto regional no pueden ni deben ser paralizados, en razón de la importancia del canon minero en el financiamiento de la inversión regional.

Sin embargo, la medida más efectiva e importante desde el punto de vista del interés nacional es iniciar una negociación para que todas las empresas mineras sin excepción, en especial Mra. Yanacocha, Mra Antamina, Mra. Cerro Verde, Mra. Tintaya, Mra. Barrick Misquichilca por operaciones de Pierina, abonen al Fisco las llamadas regalías mineras que adeudan desde junio del 2004 a la fecha.

Con el abono integral de las llamadas regalías mineras y los importantes montos transferidos más no ejecutados por concepto de canon minero, regalías y participaciones de años anteriores, se tendría un colchón amortiguador para enfrentar las demandas regionales, continuar la lucha contra la pobreza sobre todo campesina y preservar la democracia que tanto costó recuperar a millones de peruanos.

1 comentario:

cgonav dijo...

Estimado amigo... sólo dejo sueltas dos preguntas....
¿por qué si el Perú es país minero, las mineras no pagan regalías? y ¿por qué si el Perú no es un país petrolero, las petroleras pagan regalías de hasta más del 50%?