viernes, 9 de abril de 2010

PETROPERÚ: EN LA MIRA DE LA CORRUPCIÓN

MODERNIZACIÓN CON TRANSPARENCIA

En verdad resulta penosa la imagen de PetroPerú la primera empresa del país en cuanto a la generación de ingresos e importante recaudador fiscal. Soy un convencido que con la actual administración gerencial con el Ing. Miguel Celi en la gerencia general poco o nada se podrá avanzar en la necesaria transparencia de la petrolera estatal. Son tantas las irregularidades, anomalías, sospechosos contratos, licitaciones cuestionadas que parece increíble que el señor Celi todavía ocupe la gerencia general. Son tantos los indicadores e indicios de corrupción sistémica al interior de la petrolera estatal, que superar dicha lacra resultaría titánica. Evidentemente sin el apoyo político al más alto nivel esto no sería posible.

A veces me pregunto si para esto hemos luchado tanto por la autonomía y exclusión de PetroPerú de la privatización. No puedo escribir sobre la presencia del señor Luis Rebolledo Soberón, actual presidente del Directorio de PetroPerú que no tiene registro ni conocimiento del sector de hidrocarburos. En su penosa presentación en un programa de televisión de corte empresarial exponía sus limitaciones, y reconocía que la determinación de los precios de los combustibles era responsabilidad del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), por más evidente que fuera el retraso de los precios de los combustibles en relación a los llamados precios de paridad de importación.

Quienes luchamos contra la privatización de PetroPerú en la década de los años noventa, con la autoridad moral que ello concede creemos que resulta un imperativo nacional la mayor transparencia en los negocios públicos en especial de PetroPerú, donde las decisiones de compra de crudo y licitaciones de contratos genera un enriquecimiento ilícito que descapitaliza y desprestigia la presencia estatal en las empresas públicas y refuerzan las tesis liberales acerca de la necesaria privatización.

En tal sentido, por la importancia que tiene la agenda de la lucha contra la corrupción no solamente en PetroPerú, es que nos permitimos citar y recordar dos textos relacionados con la gestión del señor Miguel Celi. Uno relacionado con su participación en los llamados “petroaudios”, en el escándalo Discover Petroleum con PetroPerú del 2008. Así, resulta interesante releer las reflexiones del ing. Julio Castillo publicados en la Red de Energía

Por la trascendencia publicamos un interesante resumen de la sesión de la llamada “Comisión Abugattás”, realizada en el Congreso de la República, donde se presentó el señor Miguel Celi, Gerente General de PetroPerú, en la investigación sobre los “petroaudios”. Se ha respetado el texto corrigiendo algunas faltas ortográficas y colocando entre paréntesis los nombres completos de los actores.


RdE] Declaraciones de Miguel Celi ante Comisión Abugattas Recibidos

Julio Castillo
12-nov 2008

Es probable que el nerviosismo mostrado ayer por Miguel Celi (Gerente General de PetroPerú) ante la Comisión Abugattás den más luces que sus propias respuestas a las flojas preguntas de los congresistas.

Analicemos algunas de sus intervenciones.

1. Dijo que QUÍMPER sí había ido "acompañando como amigo a Arias Schereiber" y que "se quedaba afuera de la sala (esperando sentadito a su ¿amigo?).

Lo que no dice el señor Celi es que era EVIDENTE que QUÍMPER estaba colisionando con la Ley de Ética de la Función Pública y con la Ley de PERÚPETRO, incluso si fuera verdad que sólo iba de "ACOMPAÑANTE de su Amigo. Esto es peor que el argumento de Petro Tech que dice que recibieron a QUÍMPER como "AMIGO DE LA CASA". Argumentos a cual más risibles.

2. Dijo Celi que Rómulo León es un "patero".

Lo que no dice el señor Celi, es que Rómulo León también estaba interesado en otros negocios vinculados al DownStream de PETROPERÚ. Eso lo irá descubriendo la Comisión (esperemos), porque para los que están en PETROPERÚ no es un secreto el interés de León (Alegría) en negocios como la comercialización de combustibles, grifos, etc.

¿A caso no es verdad que Rómulo León ha estado indagando condiciones de negocios en relación con el diesel, GLP, etc, con funcionarios de PETROPERÚ por encargo de Celi?

3. Dijo el señor Celi o intentó decir pero no se explicó bien, que en el acuerdo de operaciones estaban las condiciones de reembolso de las inversiones a DISCOVER.

Pero no dijo NADA sobre plazo e intereses.

4. Dijo el señor Celi que se reunió con Lucio Carrillo en las oficinas de PETROPERÚ para hacerle consultas porque éste es un REPUTADO RESERVORISTA.

Pero no dijo nada sobre la INCONVENIENCIA de reunirse con el presidente de la COMISIÓN de un PROCESO en el que PETROPERÚ era participante. Esas reuniones (de las que no hay obviamente videos) dejan mucho que pensar. ¿Cuántas fueron? Este es un tema sumamente delicado que tendrán que explicar no sólo CELI sino también César Gutiérrez (ex Presidente del Directorio de PetroPerú)

5. Dijo Celi que Gutiérrez viajó para dar a conocer el interés de PETROPERÚ en participar en el Proceso.

Este es un pase de taquito a César Gutiérrez que tendrá que explicar cuál fue su estrategia de promoción en esos viajes.

¿Cómo puede decir Celi que NADIE quería asociarse con PETROPERÚ si ni siquiera hizo un aviso público internacional anunciando que estaba interesado en presentarse al Proceso asociado con alguién bajo la modalidad CARRY FORWARD INTEREST.?????

6. Dijo Celi que PERÚPETRO es muy estricto en su calificación de empresas por eso confiaron en la calificación que hizo Perúpetro de DISCOVER.

Lo que no dijo Celi es que para que Perúpetro califique a una empresa como Petrolera CON EXPERIENCIA, sólo tiene que producir 300 Barriles (diarios) de petróleo o haber hecho 100 Km de Sísmica. ¿Eso es suficiente para PetroPerú?

¿PETROPERÚ está dispuesta a asociarse por 30 años con una empresa que sólo pasó los INDICADORES MINIMOS de PERÚPETRO?

7. Dijo Celi que la abogada Callirgos era Becada en PERÚPETRO cuando él era Gerente General en el año 2003. ¿Cuántos años de abogada colegiada tiene la señorita Callirgos? ¿Tiene la suficiente experiencia? En todo caso, ella no tendría culpa de su nombramiento.

8. Dijo el señor SUÁREZ que un KM de Sísmica cuesta 1,500 dólares en el mar. ¿Es eso serio?

Ayer la Comisión estuvo sumamente blanda, sin filo, sin ánimo de hurgar la verdad. Ninguno de los congresistas aportó preguntas realmente "escudriñantes"... LÁSTIMA. Esperemos que la Comisión LUIZAR tenga mejor perfomance.

Saludos,

Julio Castillo




Evidente el referido texto del reconocido ingeniero Julio Castillo adquiere mayor actualidad con la denuncia periodística presentada en el diario La Primera con la responsabilidad del señor Raúl Wiener sobre los sobrecostos que tiene que asumir la petrolera estatal por el transporte y cabotaje de crudo y derivados en los diferentes puertos de la costa peruana.

Las consecuencias de la irracional privatización de los buques de la naviera Transoceánica filial de PetroPerú en 1993 explican ahora la necesidad de recurrir al contrato de servicios de transporte privados. Esto resulta una consecuencia natural de la fractura de la integración vertical. Sin embargo, lo que resulta sospechoso es el alquiler de naves obsoletas que fueron dejadas de lado por la competencia Repsol/YPF responsable de la refinería La Pampilla.

Agrava la situación la naturaleza de los accionistas de capitales chilenos que por razones de seguridad interna no debieran prestar tales servicios estratégicos como es el cabotaje y transporte de crudo y derivados. Ultra Gas de Chile prácticamente tiene asegurado el servicio con Petroperú pues extrañamente ha sido el único postor por razones que Wiener explica.

Todo ello resulta lamentable y resulta un imperativo moral las aclaraciones y descargos del Gerente General Miguel Celi, que al igual que los señores Daniel Saba, César Gutiérrez, y Alberto Químper, fue propuesto por el Presidente de la República, Dr. Alan García Pérez.




Diario La Primera, 6 abril de 2010

PetroPerú licita para chilenos *

En diciembre del 2009, LA PRIMERA presentó un informe referido a los sobreprecios de contratación del servicio de transporte marítimo de petróleo por parte de PetroPerú, que incluía una observación sobre las bases de las licitaciones que permitían la participación de barcos de carga de tecnología obsoleta, prácticamente descartados en el mercado internacional, lo que favorecía a la empresa Chilena Petrolera Transoceánica. En respuesta a este informe, la gerencia de PetroPerú señaló que buscaba lograr una mayor competencia y ampliar el universo de participantes.

El 19 de marzo último se hizo una nueva adjudicación de rutas de transporte para 600 días (2 años) por 48 millones de dólares, correspondiente a tres ítems a contratar, y el resultado adivinen cuál fue:


Todos fueron concursos con un solo postor y, por supuesto, la que salió peor parada fue la competencia y la “ampliación del universo de participantes”. Veamos, además, algo de la antigüedad de las naves y sus características: Andoas, tipo: doble lado, fabricación: 1987; Samiria, tipo doble fondo, fabricación 1987; Punta Ángeles, tipo doble casco, fabricación 1993.

Más aún, para el caso Andoas, la licitación representa un incremento de flete de 12,200 a 13,400 por día, es decir una renta incrementada para Transoceánica de 720 mil dólares por 600 días en este sólo barco, sin contar que, por las características de su tecnología, las naves de doble lado y doble fondo ya están fuera de precios de mercado, por lo que están recibiendo desde hace tiempo mucho más de lo que les correspondería legalmente.

En conclusión, en el concurso posterior al informe de LA PRIMERA del 15 de diciembre, han empeorado las condiciones monopólicas del servicio de transporte de petróleo y el sobrepago de PetroPerú, sin que se explique la continua preferencia por una misma empresa.

Transoceánica

Petrolera Transoceánica es un subproducto de la privatización parcial de PetroPerú durante el gobierno de Fujimori. Sus barcos, por lo menos la mayoría con los que ha venido trabajando con la estatal peruana, son los que eran antes peruanos y estatales, que se vendieron al baratillo en 1993.

Lo que quiere decir que los compradores no sólo recibieron las naves, sino el mercado de transporte de petróleo desde Talara a Lima y otros puntos de la costa, lo que se ha mantenido a través del tiempo, con diferentes administraciones de PetroPerú.

El propietario de Transoceánica es Ultragas de Chile, inicialmente con una participación minoritaria del grupo peruano Wiese. Pero oficialmente PetroPerú ha tratado a este consorcio como una empresa panameña, porque así se presentó al proceso de compra de sus embarcaciones. En la respuesta que la gerencia de la empresa petrolera realiza a nuestro diario hace la siguiente afirmación: “PETROPERÚ S.A., en cumplimiento a la normativa vigente, se ve obligado a contratar a Empresas Navieras Nacionales, quedando restringida la participación de empresa navieras extranjeras”. Y si esto fuera cierto, ¿cómo es que en un concurso abierto para tres ítems, se presenta y gana una sola empresa extranjera, que por añadidura oculta sus lazos con el país vecino, y no se ve ni señas de navieras nacionales?

Extrañas bases

Insistimos. Todo indica que en las bases de los concursos se genera un sistema orientado a favorecer a Transoceánica y alejar al resto. Veamos:

a) Los concursos normales en distintos países, señalan tamaños de buque definidos, por ejemplo 40,000 toneladas, pero el concurso de PetroPerú solicita naves entre 26 mil y 42 mil toneladas, que es casi como decir cualquier tamaño. Así el barco Andoas tiene una capacidad de 32 mil 615 toneladas, el Samiria 40 mil 439 y el Punta Arenas 32 mil 539. Transoceánica tiene otros barcos más pequeños que también intervienen y ganan los concursos.

b) La antigüedad que fuerza la fecha de fabricación a 1987, precisamente los años en que se echaron al mar al Andoas y al Samiria, representa una ventaja para la empresa Chilena que sigue haciendo navegar barcos considerados viejos en el mercado.

c) La indiferencia ante la modernidad de los revestimientos y la seguridad de las naves, siendo que los sistemas de casco simple, doble fondo y doble lado, ya no se usan, recurriéndose al de doble caso, que PetroPerú no exige a sus proveedores.

Hay claras evidencias de favoritismo en todo este mecanismo que apuntaría a alejar a otros postores y adaptar el funcionamiento de PetroPerú a los intereses de una empresa extranjera.

Mentira evidente

La novedad del concurso de este verano es la inclusión de un nuevo barco, más moderno, con tecnología de doble casco, denominado Punta Ángeles. Hasta ahí podría decirse que es para mejor. Pero cuando se observa la información consignada a nombre de esta embarcación se aprecia que se le presenta como de bandera panameña, propiedad de Transoceánica y operadores peruanos. Y esto no es verdad.

La ficha internacional del Punta Ángeles, que puede verse en facsímile adjunto hace las siguientes precisiones:

Nombre del buque

(Vessel´s Name): Punta Ángeles
Bandera (Flag): Chile
Puerto de Registro (Port of Registry): Valparaíso
Tipo de Caso (Type of hull): doble casco
Fabricación (Built): 31 de enero de 1993
Propietario (Owner): Navieras Ultragas Ltda.
Operador (Operator): Humbolt Shipmanagement

Es decir, se concursa con un barco que todavía es propiedad de la matriz, que mantiene bandera Chilena y operadores de ese país, pero se miente para ganar el concurso. Claro, siempre se puede regularizar después. Es como suelen tratarnos los amigos del sur, si no recuerden el caso de LAN en transporte aéreo de pasajeros.

La Comisión Técnica que condujo el concurso es, por cierto, la principal responsable del engaño, ya que un simple acceso al dominio www.q88.com sobre información naviera, los hubiera sacado de dudas sobre este barco. ¿Cómo es entonces que se tomó como cierta la información del postor sin verificarla? ¿Así se manejan los millones en PetroPerú?

Repsol y el transporte petrolero

La empresa española, operadora de la Planta de Refinación de La Pampilla, para cumplir la misma función que PetroPerú: distribuir su producción a lo largo de la costa, utiliza barcos mucho más nuevos: el Historia Coral es de 2006 y el Trompeteros de 2004, en ambos casos buques de doble casco, por los que Repsol paga tarifas inferiores a las que cancela la empresa estatal por idéntico servicio. Más aún, el Trompeteros es un barco de Transoceánica, pero de fabricación reciente y tecnología moderna.

Los buques Andoas y Samiria sirvieron antes a Repsol, que prescindió de ellos por considerarlos ineficientes e inadecuados para el cuidado de su carga. Lo costeante es que PetroPerú cargó con estos armatostes.


(*) Raúl Wiener
Unidad de Investigación

1 comentario:

PetroNews Peru dijo...

Amigo Manco:
Qué ha pasado con el Informe del Grupo que investigó los contratos de Camisea?
Acaso la declaración de la Gianotti en la que menciona a Carrasco Tavara tangencialmente no tendrá el propósito de intimidarlo por haber ACUSADO la ilicitud de los contratos de Camisea?
Se puede dar crédito a la palabra de una mujer que fue parte de esa gavilla de BTR?